Cómo cuidar tu sonrisa en otoño

La llegada del otoño provoca una serie de cambios que, además de notarse en el ambiente, también se ven reflejados en nuestro cuerpo. La bajada de las temperaturas y la inestabilidad meteorológica pueden afectar al sistema inmunitario de nuestro cuerpo y convertirse en una prueba para la salud de nuestra boca.

¿Cómo afecta el otoño a nuestra salud bucodental?

El descenso de temperatura nos expone con mayor facilidad a las infecciones, sometiendo así a un sobreesfuerzo a nuestro sistema inmunológico. En el caso de nuestra salud dental, además, las diferencias de temperaturas que se producen durante esta estación debilita el esmalte de los dientes. Por todo esto, nuestra salud dental se ve más expuesta a infecciones y patologías.

Durante esta época del año, es más habitual sufrir sensibilidad dental, sobre todo, en aquellas personas con el esmalte desgastado o problemas en las encías. Por ello, mantener una buena salud dental cobra especial importancia para evitar malestar en nuestra boca a lo largo de esta estación.

Cuidados de la boca en otoño

Como en el resto del año, mantener una boca sana se asienta en tres pilares fundamentales: Mantener una dieta equilibrada, una correcta higiene bucodental y visitar periódicamente al dentista. No obstante, esta estación del año, conlleva una serie de matices a tener en cuenta.

Las diferencias de temperaturas de esta época del año provocan que nuestra boca esté más expuesta a sensibilidades e infecciones, por lo que la higiene bucal cobra aún mayor importancia. La limpieza en nuestra boca es la principal arma contra la aparición de patologías.

En otoño es aconsejable enriquecer nuestra dieta en vitaminas, antioxidantes, minerales y carotenos, elementos que ayudan a fortalecer nuestras defensas. Una dieta rica en frutas y verduras de la temporada cubre en gran medida las necesidades extras que nuestra salud requiera en esta época.

Durante el otoño, verduras como la calabaza, las coles o las berenjenas se encuentran en su mejor momento y su composición es rica en antioxidantes, carotenos y minerales. Además, en esta época, también se encuentran en su punto perfecto de recolección frutas como la manzana, rica en fibra o los cítricos, fuente de vitaminas y antioxidantes.

En esta época de cambios climatológicos adquiere gran importancia mantener especial atención a la aparición de complicaciones en nuestra boca, por ello, acudir al dentista puede ser de gran ayuda para evitar la aparición de futuras complicaciones.

Si quieres saber más consejos sobre cómo cuidar la salud de tu boca durante esta época o quieres ver si tu boca está preparada para el otoño, puedes pedir cita en cualquiera de nuestras clínicas dentales de Sevilla.

Leave a Reply