Desgaste dental.

El desgaste dental es una dolencia cada vez más presente en la sociedad debido, principalmente, a que la salud dental cada vez se cuida más y, por ello, los dientes se mantienen en la boca hasta una edad más avanzada.

Se suele detectar por la aparición en los dientes de manchas, aristas o superficies irregulares. También se presenta como pérdidas de brillo dental, fracturas o sensibilidad dental.

Esta dolencia, que suele estar más presente en hombres que en mujeres, se presenta como una disminución progresiva de la superficie dental y puede ser debida a diversas causas que analizamos a continuación.

Causas del desgaste dental.

Los motivos por los que se produce desgaste dental se pueden diferenciar en tres clases, erosión, abrasión y atricción.

  • Erosión: En este caso, la pérdida de superficie dental se produce por la acción de elementos ácidos sobre el esmalte dental. La ingestión habitual de alimentos y bebidas ácidas o carbonatadas son, normalmente, el motivo de este tipo de desgaste. También suele darse en personas con reflujo gastroesofágico.
  • Abrasión: Esta causa del desgaste dental viene dada principalmente por acciones mecánicas realizadas con los dientes de forma indebida. Por ejemplo, la utilización de los dientes como abridor o para sostener elementos fuera de las acciones propias de la ingestión.  También puede provocarse por una técnica incorrecta de cepillado dental.
  • Atricción: Este tipo de desgaste dental está producido por el rechinamiento de los dientes (especialmente acentuado en personas con bruxismo) o por masticación, donde influirá en gran medida el tipo de dieta, siendo aquellas muy ricas en fibras las principales causantes.

Cómo prevenir el desgaste dental.

La prevención del desgaste dental será diferente según el motivo concreto del este. Así, para evitar la erosión, se deberá reducir el consumo de las bebidas carbonatadas y con alto grado de acidez.

Para evitar la abrasión se recomienda seguir unas correctas técnicas de cepillado dental y evitar utilizar las piezas dentales para usos diferentes a aquellos destinados a la ingesta de alimentos.

Para evitar la atricción, especialmente en casos de bruxismo, se recomienda utilizar una férula de descarga.

Además de estas opciones de prevención, también es recomendable realizar revisiones dentales en tu dentista de confianza. Es la mejor forma de detectar a tiempo esta dolencia y poder remediarla.

Tratamientos para dientes con desgaste.

Si el desgaste dental no se ataja a tiempo, puede ser necesario tratarlo para parar la evolución del daño.

Dependiendo del grado de desgaste se deberá optar por una técnica de restauración. Estas pueden ir desde una reconstrucción con material de relleno hasta la colocación de carillas o coronas dentales.

Si crees que sufres desgaste dental o quieres realizar cualquier consulta, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Leave a Reply