Efectos nocivos del tabaco en la salud oral

Hoy es 31 de mayo, día mundial sin tabaco, y desde nuestras clínicas dentales de Sevilla queremos aprovechar la ocasión para recordar los efectos nocivos del tabaco en la salud oral.

Según los datos aportados por la Organización Mundial de Salud, el 30,3% de la población española es fumadora habitual. Esto indica que, de forma aproximada, uno de cada tres españoles fuma habitualmente. Estos datos son debidos, en parte, en que se sigue creyendo que los efectos del tabaco sobre la boca se limitan a la tinción de los dientes o el mal aliento. Pero el tabaco afecta en muchos más aspectos a la salud de nuestra boca, los repasamos a continuación.

Efectos nocivos del tabaco en la salud oral

Mantener una buena higiene bucal ayuda a paliar los efectos nocivos del tabaco, pero, si bien puede servir para reducir el proceso de amarillamiento de los dientes y la aparición de halitosis, la higiene no impide la aparición de otras muchas consecuencias del consumo de tabaco. Las consecuencias más comunes de este hábito son:

  • Tinción de dientes: Debido a la nicotina y el alquitrán presentes en el tabaco, que se depositan sobre la superficie dental e, incluso, penetran en los túbulos dentarios.
  • Halitosis: El tabaco provoca sequedad bucal e irritación de las mucosas y vías respiratorias lo que, junto al mal olor de los componentes del tabaco, provocan un aumento del mal aliento.
  • Periodontitis: El consumo de tabaco triplica el riesgo de sufrir periodontitis y, además, complica su diagnóstico ya que el consumo de tabaco reduce el riego sanguíneo en las encías, provocando un aspecto pálido y menos inflamadas de lo que realmente deberían estar debido a su estado.
  • Caries: El consumo de tabaco provoca retracción de las encías, lo que provoca una exposición de la raíz y una mayor aparición de caries en ellas. Además, la disminución de secreción de saliva provoca un aumento de la placa.
  • Pérdida de gusto y olfato: Diversos estudios han demostrado que el consumo de tabaco da lugar a una disminución de olfato y gusto.
  • Mayor fracaso en tratamientos dentales: Fumar provoca una menor irrigación sanguínea en las encías, lo que da lugar a una menos capacidad de regeneración de las zonas tratadas y curación de las heridas. La tasa de fracaso en implantes dentro de la población fumadora es dos veces superior a la del resto de la población.
  • Cáncer oral: Muchas de las sustancias componentes del tabaco presentan un fuerte potencial cancerígeno, dando lugar a un mayor riesgo de aparición de cáncer oral entre sus consumidores habituales.

Nuestros doctores aconsejan a los fumadores aumentar los hábitos de higiene y seguir las revisiones dentales con rigurosidad.

Si quieres más información sobre los efectos nocivos del tabaco en la salud oral, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Leave a Reply