Los peligros de los Piercings orales

La utilización de piercings en la cavidad bucal puede causar diversas alteraciones que ponen en riesgo la salud de nuestra boca. Algunas de estas son:

  • Infecciones: Se los piercings se realizan en medios inadecuados y sin las medidas higiénicas oportunas, se pueden producir infecciones que incluso pueden llegar al torrente sanguíneo y a otros órganos.
  • Traumatismos: Los piercings tienen un riesgo alto de engancharse y ser arrancados, lo que puede producir desgarros y pueden derivar en la pérdida del sentido del gusto y del tacto.
  • Recisión gingival: Un piercing en la lengua puede dar lugar a la recesión de la encía en la cara lingual de los dientes.
  • Cicatrices queloides: Se trata de tumoraciones grandes, rojizas y dolorosas al tacto.
  • Hipersalivación: La presencia constante de un piercing en la cavidad bucal puede producir un aumento de la salivación necesaria en la boca.
  • Fisuras o fracturas dentales: Los piercing bucales pueden golpear los dientes dañando seriamente su estructura.

Para más información, consulta con tu dentista de confianza.

Leave a Reply