Los peligros del carbón activado.

Se está popularizando la utilización de carbón activado como blanqueador dental. Desde Deimplant queremos advertir de los peligros que conlleva su utilización.

Este producto es muy abrasivo, por lo que su utilización de forma habitual puede dar lugar al desgaste del esmalte de los dientes, la recesión de las encías y el aumento de la sensibilidad dental.

Aunque es cierto que puede resultar eficaz en cierta medida para la eliminación de algunas manchas dentales, su acción es superficial, por lo que con su utilización no se conseguirá eliminar manchas profundas y mucho menos cambiar el color de los dientes.

Además, es necesario mencionar que estos productos no garantizan la correcta higiene bucal por lo que en ningún caso deben utilizarse como sustitutos de la pasta de dientes.

Leave a Reply