Cómo superar el miedo al dentista

Uno de los principales inconvenientes que nuestros pacientes nos plantean al venir a visitarnos es el miedo al dentista.

Aunque cada vez es menos habitual, hoy día sigue existiendo miedo al dentista en gran parte de la población. Existen diversos motivos por los que las personas desarrollan odontofobia y esta se da en diversos niveles, que puede ir desde la ansiedad dental leve o moderada hasta la fobia dental, que se presenta como un miedo irracional que paraliza e impide la visita al dentista.

Los doctores de nuestras clínicas dentales de Sevilla han analizado las causas de este problema y han elaborado unos consejos para que, tanto si tan solo sientes un ligero reparo a acudir a la clínica dental como si se trata de un miedo paralizante, puedas normalizar la relación con tu dentista de confianza.

¿Qué causa el miedo al dentista?

El miedo al dentista suele asociarse al miedo al dolor, no obstante, existen diversas causas. Las enumeramos a continuación:

  • Experiencias pasadas negativas: Que pueden ser experiencias propias o infundadas por otras personas.
  • Expectativa de dolor: Aún existe la mala costumbre de visitar al dentista solo cuando duele la boca, por lo que se asocia las visitas a la clínica dental al dolor.
  • Miedo a las malas noticias médicas: Al acudir al dentista cuando se detecta algún problema en la boca se puede pensar que el problema será peor del que realmente existe.
  • Vergüenza: Muchas personas presentan un gran reparo a mostrar el estado de su boca, aunque sea, precisamente, al dentista.
  • Agujas y elementos punzantes: Hay personamos con fobia a este tipo de elementos, lo que incrementa el miedo al dentista.
  • Sensación de desprotección: Al reclinarse sobre el sillón y con el odontólogo invadiendo el espacio personal, los pacientes pueden sentirse indefensos.
  • Otros problemas psicológicos: Otros trastornos que sufra el paciente pueden derivar en miedo al dentista.

Consejos para superar el miedo al dentista

Existen algunos consejos que puedes seguir si necesitas reducir tu ansiedad ante la visita al dentista. Te los exponemos a continuación:

  • Acude a un dentista de confianza: Infórmate antes de realizarte un tratamiento, pregunta a tus familiares y conocidos sobre sus dentistas. Finalmente, acude a aquel que más confianza te dé.
  • Explica al dentista tus preocupaciones: El ordontólogo está acostumbrado a tratar con pacientes con cierta ansiedad. Podrá aconsejarte y, al compartir tus preocupaciones con él, sentirás mayor confianza y eso hará que te relajes.
  • Infórmate sobre los tratamientos para combatir el estrés durante los tratamientos: Hoy día existen métodos, como la sedación consciente, que pueden inducirte una gran relajación mientras el odontólogo trabaja.
  • Planifica tu visita a la mejor hora posible: Mientras más tarde sea tu visita al dentista, más tiempo tendrás en el día para incrementar tu ansiedad, por lo que es aconsejable planificar tu visita, lo más temprano posible.
  • Entretente mientras esperas: Es normal tener que esperar en las salas de espera de las clínicas dentales, además, este tiempo suele ser el más tenso, por ello, es aconsejable realizar algún tipo de actividad mientras toca tu turno, leer o escuchar música puede ayudarte a disipar tu ansiedad.
  • Relájate antes de acudir al dentista: Realizar ejercicios de relajación antes de acudir a la clínica o, dado el caso, tomar algún tipo de relajante (siempre con la supervisión del doctor) puede ayudar a que acudas más calmado a tu cita.
  • Para si notas dolor: Acuerda con tu dentista algún gesto si notas dolor en algún momento. Así, el podrá parar y buscar la mejor alternativa para que tu visita sea lo más placentera posible.

Si tienes miedo al dentista y quieres más consejos para superarlo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Juntos, lo conseguiremos.

Leave a Reply