Morderse las uñas afecta a tu salud dental

Morderse las uñas es una costumbre que muchas personas tienen. El estrés, el nerviosismo o, simplemente, el mal hábito, provocan en muchas personas la necesidad de morder sus uñas. Que es un hábito dañino es sabido por la mayoría de la población, pero, ¿sabías que puede dañar seriamente la salud de tus dientes?

Efectos negativos de morderse las uñas.

La Onicofagia, normalmente conocido como “morderse las uñas”, afecta al 45% de la población infantil, mientras que en la adulta este porcentaje se sitúa en el 10%.

Las consecuencias más visibles de esta patología se produce en las uñas, que llegan a cambiar morfología volviéndose más anchas y cortas. Además, la piel colindante a las uñas también sufren pequeñas heridas que pueden, incluso, llegar a infectarse.

Pero morderse las uñas también puede provocar problemas importantes en tu salud bucal. Los doctores de nuestras clínicas dentales de Sevilla ha elaborado la siguiente lista de posibles consecuencias:

  • Desgaste dental: Las uñas se tratan de un material duro y laminado, por lo que, al morderlas se pueden producir pequeñas roturas o astillados de los dientes y su esmalte dental.
  • Sensibilidad dental: La acción de morder las uñas provoca una brusca fricción entre los dientes, dando lugar a una gran erosión del esmalte. Esto provoca la aparición de sensibilidad dental.
  • Inflamación de las encías: Los dedos están normalmente llenos de bacterias que, al introducirlos en la boca, pueden provocar que estas bacterias se transmitan a las encías. Además, el impacto de las uñas sobre ellas pueden producir heridas. Todo esto puede dar lugar a una inflación de la encía.
  • Halitosis: La presencia en la boca de las bacterias provenientes de las uñas pueden producir mal olor.
  • Dificultad al masticar: La fuerte presión que ejerce la mandíbula al morder las uñas puede dañar la articulación temporomandibular provocando problemas al masticar.
  • Caries: Las bacterias que entran en la boca al masticar las uñas suponen un incremento de la flora bacteriana que propicia la aparición de caries.
  • Bruxismo: La acción de apretar la boca para morder la uña puede provocar que aparezca el hábito de apretar los dientes de forma involuntaria (bruxismo). Esta patología puede provocar dolor de cabeza, retracción de encías o sensibilidad.
  • Deterioro de empastes: La acción física de las uñas sobre los dientes y la fuerte presión de estos pueden provocar desgaste o, incluso, rotura de los empastes presentes en la boca.

Cómo dejar de morderse las uñas

Morderse las uñas es un hábito que cuesta trabajo modificar y donde la sicología juega un papel fundamental, no obstante, hay algunos trucos que pueden ayudarte a conseguirlo. Algunos de estos pueden ser, mantener las uñas cortas o mantener una dieta rica en calcio y magnesio ya que, según diversos estudios, uno de los principales motivos que llevan a las personas a morderse las uñas es la falta de estos minerales. La utilización de lacas o esmaltes sobre las uñas también te pueden ayudar a olvidar esta costumbre.

Si te muerdes las uñas, los doctores de nuestras clínicas dentales de Sevilla aconsejan que visites al dentista con mayor regularidad para evitar posibles problemas en tu salud bucal.

Si quieres saber más sobre este asunto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Leave a Reply