Prepara tu boca para la primavera

La llegada de la primavera conlleva un aumento de temperaturas y de horas de sol que provoca un cambio tanto en la alimentación como en la forma de vida en general. Estos cambios pueden afectar a la salud bucodental, por lo que es bueno tener en cuenta unos cuantos consejos:

  • Se debe tener precaución con el consumo de comidas o bebidas muy frías ya que pueden incrementar la sensibilidad dental, sobre todo, en aquellas personas que padecen retracción de encías, enfermedad periodontal o caries no tratadas.

  • Es importante no abusar de alimentos azucarados como helados, bebidas o refrescos ya que estos pueden provocar el aumento de la placa bacteriana, fomentando la posibilidad de caries.

  • Si se consumen los alimentos mencionados antes, es importante realizar una buena higiene bucal tras su ingesta.

  • Es aconsejable disminuir la cantidad de alcohol, bebidas con colorantes y tabaco. Este tipo de productos, por la característica de su composición, pueden dañar y amarillear el esmalte dental.

  • Es imprescindible consumir diariamente entre 1.5 y 2 litros de agua para mantener la boca bien hidratada.

  • Se debe seguir una dieta rica en proteínas, vitamina C y calcio y evitar en la medida de lo posible la ingestión de cítricos ya que el exceso de estos puede deteriorar el esmalte pudiendo dar lugar a hipersensibilidad dental.

  • Acude a tu dentista de confianza para realizar una revisión y evitar que un problema dental te impida sonreírle a la primavera.