¿Por qué sangran las encías?

Es habitual que acudan a visitarnos pacientes asustados porque le sangran las encías. Te contamos las posibles causas y cómo solucionarlo.

Las encías son el tejido que cubre la raíz de los dientes y está formada por una gran cantidad de fibras conectivas. Su función es fundamental para la salud bucal.

Cuando la encía está sana, suele presentar una coloración rosácea, pero en ocasiones se inflama y torna a un color rojizo llegando incluso a producirse sangrado.

Motivos del sangrado.

Hay que tener presente que las encías sanas no sangran. La aparición de sangre está asociado a una inflamación de esta, y puede deberse a varios motivos.

  • Acumulación de placa bacteriana en las encías (dando lugar a gingivitis).
  • Malos hábitos de higiene dental. Cepillado defectuoso o insuficiente o mal uso del hilo dental.
  • Cambios hormonales (muy habitual durante el embarazo).
  • Prótesis u aparatos dentales mal ajustados.
  • Infecciones.
  • Falta de vitaminas (C y K principalmente).
  • Consumo de determinados medicamentos (anticoagulantes).
  • Consumo de tabaco u otras sustancias nocivas.
  • Factores genéticos.
  • Problemas oncológicos.

Todos estos problemas pueden dar lugar a una gingivitis o, en casos más avanzados, una peridontitis.

Síntomas de la gingivitis y la periodontitis.

El hecho de que sangren las encías suele ser debido a una gingivitis. Esta enfermedad presenta otros síntomas como suele ser el enrojecimiento de la zona, inflamación, sensibilidad a la presión o, incluso, mal aliento.

Cuando esta enfermedad avanza sin ser tratada, puede derivar en una periodontitis.

La periodontitis presenta, además de los anteriores, otros síntomas como son la recesión de las encías o el movimiento, o incluso caída, de las piezas dentales.

¿Qué hacer cuando sangran las encías?

El sangrado de encías suele producirse principalmente por acumulación de placa bactriana en las encías, por lo que el cambio en los hábitos de cepillado resulta fundamental tanto para su prevención como para su curación.

Dependiendo de lo avanzada que se encuentre la enfermedad dental, será necesario realizar una limpieza dental profesional o incluso un curetaje para eliminar los depósitos de sarro y placa de las raíces de los dientes.

Si tienes las encías inflamadas, te aconsejamos que acudas a tu dentista de confianza lo antes posible pasa, así, evitar posibles complicaciones.

Estamos a tu disposición en cualquiera de nuestras clínicas dentales de Sevilla para ayudarte con cualquier problema o duda que tengas sobre tu salud dental. Pide cita sin compromiso.

Leave a Reply