La sensibilidad dental

La llegada del calor invita a tomar alimentos fríos, en muchas ocasiones muy azucarados o de carácter ácido, que provocan fuertes contrastes de temperatura en la boca, esto puede provocar repentinas irrupciones de dolor en los dientes que se suelen percibirse como calambrazos. Esto es comúnmente conocido como sensibilidad dental.

Origen de la sensibilidad dental

La dentina contiene infinidad de tubos microscópicos (túbulos dentarios) que conectan el exterior del diente con la pulpa dental, lugar donde se encuentran las terminaciones nerviosas. Cuando el diente pierde su protección natural, la encía, el esmalte dental y el cemento radicular, estos túbulos quedan al descubierto exponiendo las terminaciones nerviosas a los estímulos externos, provocándose así, la sensación de dolor.

Causas de la sensibilidad dental

Existen diversas causas por las que se pierde la protección de los túbulos dentales frente a agentes externos. En la mayoría de los casos, estas causas son debidas a los habitos de los pacientes. A continuación, detallamos algunas de las causas más comunes de la sensibilidad dental.

  • Un cepillado dental con una fuerza excesiva o una pasta dental demasiado abrasiva.
  • La masticación de elementos excesivamente duros o una masticación excesivamente fuerte.
  • Ingestión de alimentos o bebidas excesivamente ácidas.
  • Algunos tratamientos odontológicos, principalmente quirúrgicos, aunque también periodontales u ortodóncicos pueden provocar recesión gingival.
  • Padecimiento de patologías (ulceras, hernias de hiato, etc.) o situaciones que provocan un medio oral ácido.

Tratamientos de la sensibilidad dental

El tratamiento para la sensibilidad pasa principalmente por un proceso preventivo. Es necesario realizar cambios dietéticos, evitando el consumo de alimentos ácidos o que provoquen fuertes contrates térmicos, eliminar malos hábitos dentales como la utilización de palillos de madera o rechinar de los dientes (bruxismo) y adoptar una correcta rutina de higiene bucal con una técnica de cepillado y una pasta adecuada. Al mismo tiempo, la utilización de agentes desensibilizantes indicados por un profesional también ayudarán a disminuir dicha sensación desagradable.

Si tienes más dudas sobre la sensibilidad dental, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Leave a Reply