Verdades y Mentiras de la salud dental.

Es muy habitual creer fehacientemente ciertas cosas, simplemente, porque siempre se ha dado por hecho que son así. Esto, que pasa en todos los ámbitos de la vida, también ocurre en muchos aspectos de la salud dental.

Los mitos o las creencias que se asumen como ciertas sin tener una base científica y se aplican en nuestra vida diaria pueden resultar incluso perjudiciales para nosotros, y en especial, en cuanto a la salud dental se trata.

Mitos de la salud dental.

A lo largo de la historia se han ido creando mitos en torno a la higiene y la salud dental que pueden no ser ciertos realmente. Los doctores de nuestras clínicas dentales de Sevilla han elaborado una larga lista explicando la idoneidad o no de alguno de estos. Hoy os mostramos algunos de ellos:

  • Los cepillos dentales duros limpian mejor: FALSO.

En el mercado existen multitud de tipos de cepillos dentales con distintas durezas y características. Cada tipo de cepillo está indicado para unas características concretas de la boca de la persona que los utiliza.

La utilización de un cepillo duro puede dar lugar a desgaste del esmalte dental y a retracción de las encías, por lo que pueden, incluso, llegar a ser perjudiciales para nuestra salud dental.

  • El mal aliento proviene del estómago. FALSO.

Aunque sí es cierto que ciertos problemas estomacales pueden producir mal aliento, en torno al 90% de las caudas de la halitosis se encuentran en la boca.

Las bacterias presentes en la boca descomponen las proteínas presentes en los alimentos. Si la boca no se limpia adecuadamente tras cada comida, los restos en descomposición se quedan en la boca dando lugar al mal aliento.

  • Es normal perder dientes durante el embarazo. FALSO.

Durante el embarazo se producen cambios hormonales que pueden producir cierta predisposición en la boca a producirse complicaciones como la gingivitis o la periodontitis. No obstante, esto no implica que se tenga que dar la perdida de piezas dentales.

Siempre que dichas afecciones sean tratadas correctamente y a tiempo, no tienen por qué producir problemas mayores en la salud dental.

  • Es normal perder dientes por la edad. FALSO.

El motivo de que se caigan los dientes no es directamente la edad. Sí es verdad que con el paso de los años es más habitual la perdida de piezas dentales, pero normalmente este hecho está más relacionado con la mala higiene y los problemas que acarrea este hecho que a la propia edad.

  • Los dientes sanos son blancos. FALSO.

El color natural de los dientes varía en función de cada persona. El hecho de que una persona presente unos dientes más blancos no indica necesariamente que los tenga sanos.

  • Las muelas de juicio no se utilizan. VERDAD.

Aunque hace miles de años sí se utilizaban la totalidad de los dientes, la evolución ha provocado que estas piezas dentales no intervengan dentro de la masticación de los alimentos.

  • Cepillarse mucho los dientes es malo para los dientes. VERDAD.

Una frecuencia excesiva en el cepillado dental puede provocar desgaste del esmalte dental y retracción de encías. Con tres cepillados de dientes al día realizados correctamente puede ser suficiente para mantener una buena higiene dental.

¿Te ha surgido alguna duda al leer este artículo? No lo dudes y ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

Leave a Reply